Blogia
pequeños placeres

APARTAD MALDITOS, APARTAD

APARTAD MALDITOS, APARTAD

Misántropo: persona que, por su humor tétrico, manifiesta aversión al trato humano.

La vida te regala de vez en cuando visiones que ni en tus peores pesadillas podrías imaginar. Una de ellas la viví en primera persona cuando hordas de personas venidas de toda la periferia madrileña quisieron hacer caso a mi amado profesor de Economía, Don Rafael Pampillón y aumentaron la demanda interna en forma de consumo alcohólico y gastronómico un domingo cualquiera. No obstante, superando mi misantropía -estoy en terapia desde que tengo uso de razón- fui capaz de encaramarme a la tapia de la vida y asomarme para comprobar que una vez más me identifico con mi héroe ANZT http://www.youtube.com/watch?v=g4SiWDIoFhE

El viaje se inició en LA REVUELTA, bar clásico de Madrid -que yo desconocía- en la Calle Latoneros nº 8, 28005, Madrid. Es tan clásico como sus camareros, sus baldosines y sus clientes habituales. ¿Asi que pensaban que el "fast food" fue inventado por las americanos? nada más lejos de la realidad. En este lugar tomas un bacalao rebozado sabrosísimo, fresco y de calidad junto a un vermú de toda la vida en uno de esos vasos batalladores...único e irrepetible, eso sí, a una velocidad de vértigo para no ser aplastado por la masa. No me dirán que hacer cola!!!! para entrar a las 2 de la tarde no tiene magia y encanto. Debo decir que este bacalao es muy superior al de CASA LABRA, C/TETUAN 12, 28013 Madrid, otro lugar centenario y mítico donde se fundó el partido socialista y que, no obstante, recomiendo visitar por su sabor castizo.

El segundo lugar al que me dirijo se llama LA PEREJILA, C/ Cava Baja 25, 28005 Madrid. Un lugar precioso con lámparas de araña y con gente colgada de las mismas. Los camareros no son especialmente agradables ni serviciales y su vermú es corriente a pesar de sus intentos de decorarlo con un vaso ancho y una rodaja de naranja y denominarlo "perejila", lo siento pero no. Lo único interesante es que se encuentra en frente del inolvidable CASA LUCAS y del que di cuenta en este blog.

Por último visité y por lo que arriesgué mi equilibrio emocional, LA GORDA, C/COSTANILLA DE SAN ANDRÉS 20, 28005, MADRID. Es un restaurante peruano. Ya saben ustedes que en Madrid cuando se pone de moda algún tipo de comida empiezan a abrirse restaurantes temáticos, que bienvenido sean pero que pueden distorsionar su misión que no es otra que la de difundir una comida sabrosa y digna, así tenemos ASTRID Y GASTÓN, VIRÚ, TANTA...

Para ser honestos hay que decir que LA GORDA empezó hace muchos años en la Calle Matilde Díez y ahora inicia esta aventura en uno de los mejores barrios de Madrid en cuanto a oferta gastronómica se refiere.

El sitio carece de encanto, la decoración no es muy acertada, mesas y sillas "de batalla", ruidoso y demasiado iluminado. La primera impresión es la de un restaurante que intentará doblar las mesas y donde te darán de comer sin mucho cariño y, efectivamente, todo se cumple. Comenzamos con un ceviche de pescado blanco -exquisito-, coninuando con un carpaccio de pulpo cubierto por una salsa de aceituna peruana llamada "botija". El pulpo es discreto, congelado y la salsa de aceituna de color morado no invita precisamente al deleite. Para finalizar unos tiraditos de solomillo de ternera con una salsa de cebolla confitada y verduras a la juliana vasta y prefabricada, los tiraditos estaban demasiado hechos y me atrevería a asegurar que no era solomillo.

La carta de vinos es escasa y comercial pero con alguna sorpresa como el JUAN GIL 2008. Vino DO Jumilla, 100% monastrell, 12 meses de crianza en barrica de roble francés que en boca se presenta potente pero fresco, equilibrado y bien ensamblado. Honestamente se trata de una pequeña joya con un precio increible -entre 8 y 9 euros en tienda- y con una etiqueta elegante. No lo duden, disfrutarán con él.

No todo es malo, sin lugar a dudas. El servicio es exquisito y la barra se puede convertir en un "must" si disfrutan de los ceviches que a juzgar por el de pescado blanco, son toda una delicia.

Y para animar esta mañana soleada les dejo con esta canción de juventud para poder gritar a los cuatro vientos que sigo "alive and kicking" después de mi experiencia dominguera.

http://www.youtube.com/watch?v=ljIQo1OHkTI

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Mi querido Perú -

Por cierto mi recorrido, que discurrió por Revuelta, partió del siempre atestado en fin de semana, Mercado de San Miguel (en el que no debéis de probar las ostras de Daniel Sorlout -sublimes-), continuó por la prescindible Taberna del Almendro (lo que me gustaba a mí este sitio hace años, ...) y terminó en La Latina, en el viajero, local al que solo salva su terraza, que lo convierte en uno de esos pocos sitios en los que fumarte un cigarrillo mientras te tomas una copa (a precio escandaloso, todo sea dicho)

Mi querido Perú -

No se porque no se publicó un comentario anterior sobre este artículo. El caso es que Revuelta es un sitio que conocí también recientemente y que considero ya imoprescindible para tomar una buena raja de bacalao acompañado de un caña bien tirada.
Según tu comentario, nos ahorraremos la visita a La Gorda, y quizá deberíamos probar algún Peruano alternativo (para no perder el hilo), como el TAMPU, en la calle Suero de Quiñones, ...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres