Blogia
pequeños placeres

VERANO VERANO Y CARAMELOS VIOLETA

VERANO VERANO Y CARAMELOS VIOLETA

Una vez más estoy de nuevo con todos ustedes para advertirle que mis clases de francés han terminado y siento un vacío que ni Edith Piaf podrá llenar, pero "la vie continue" y debo centrarme en lo que a todos mis más fervientes admiradores desean, seguir descubirendo pequeños placeres en forma de viandas y caldos armoniosos.

No les exagero si les digo que he estado más de cinco o seis años sin acudir al mítico BODEGAS ROSELL, C/General Lacy, 14, Madrid, tlf 914 678 458 www.bodegasrosell.es y tenía ganas de reverdecer aquellos maravillosos años 90 en los que acudía a los más diversos bares en función de los nuevos amigos y nuevos amores que iban surgiendo a lo largo de mi incomprendida adolescencia. Aquella melena domada con el secador de pelo de mi madre, esos pantalones pesqueros con aquellos polos imposibles -gran parte de la indumentaria heredada de mi hermano, que conste- y creyéndome Sony Croquet pero sin mechas, aunque con el paso del tiempo debo reconocer que era mas parecido a Ricardo Tubbs.

Pero volvamos a nuestra bodega. Extraigo un párrafo de su página web que mi inmensa capacidad descriptiva no podría mejorar "Taberna tradicional Madrileña desde 1920, establecimiento hostelero ubicado en Madrid, mantiene el espíritu de las tabernas decimonónicas tanto en decoración como en el servicio, atento y profesional", aunque yo añadiría "y punto" porque los madrileños somos así.

Me dispuse a disfrutar en la terraza a pie de calle con mesas y sillas de aunténticos años 80 con un muy equilibrado salmorejo, suave y cremoso, seguido de unas anchoas en salazón que son sencillamente excelentes y para terminar unas habitas con foie realmente tiernas, pequeñas y muy finas. Todo ello estuvo regado con un MARAVILLOSO ARRAYAN PETIT VERDOT 2005. La bodega Arrayan está ubicada en Santa Cruz de Retamar (Toledo) y cultivan Cabernet, syrah, petit verdot y merlot. Yo soy un fan incondicional de la petit verdot porque esta uva es potente, de color violáceo y junto al roble francés le imprime sensaciones aterciopeladas, con aromas a naranja, melocotón y regaliz, una maravilla de los sentidos. Debe respirar al menos media hora ya que generalmente son vinos alcohólicos. No duden si encuentran en las tiendas o en cualquier restaurante otra maravilla, CASA LA ERMITA PETIT VERDOT 2004.

Para finalizar y de postre, degusté una torta de la serena sencillamente espectacular. Elaborada como una mousse en frío y no fundida me produjo una gran curiosidad y no tuve mas remedio que enriquecerla con un TAGONIUS SYRAH 2005. No soy un incondicional de esta bodega de Madrid pero este vino está logrado. Bien ensamblado, con toques minerales y buen paso, es redondo y graso en boca que le hace muy agradable con un toque de acidez perfecto, muy recomendable para aquellos neófítos de la syrah.

Por último y para aquellos amantes del ron, en Lavapiés se encuentra un bar que transmite buen rollo y muy ambientado en las tardes/noches veraniegas que se llama EUCALIPTO, Calle Argumosa 4, Madrid 28012, donde podrán disfrutar de un Ron Viejo de Caldas que les transportarán directamente a la infancia porque su sabor recuerda a los añorados caramelos violeta, ¿se acuerdan?

Y para finalizar, qué mejor que en víspera de fiesta, un poquito de soul brasileño de la mano de Paula Lima con su maravillosa canción "sai daqui tristeza"...a disfutar de los días de vino y rosas.

Paula Lima – Sai Daqui Tristeza

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres