Blogia

pequeños placeres

LA CULPA LA TUVO GEORGE MICHAEL

LA CULPA LA TUVO GEORGE MICHAEL

Hace unos días dirigí mi cuerpo a bailar a Bilbao con ocasión del concierto filarmónico (¿?) de George Michael, gran icono heterogay de finales de los ochenta y principios de los noventa –y pensar que fue mi icono heterosexual!!!!!-. No soy yo entendido en hip hop, funky, downtempo, folk, country y música fresca y desenfadada en general, pero lo que sí sé es que tanta perfección aburre y de qué manera. Voz prodigiosa, puesta en escena brillantísima pero el repertorio o se lo eligió Elton John y Phil Collins o ha tenido una crisis de los cincuenta que me rio yo de los problemas de identidad de Falete porque señores, tanta melancolía es imposible.

Pero George Michael me dio la oportunidad de revisitar el gran ZORZTIKO http://zortziko.es/,  restaurante de cuatro espacios –comedor Versalles, principal con un aire clásico, “el aula de cocina”, minimalista donde, además de investigar, sirve de restaurante y se entretienen con maridajes y catas, la “sala de estilo inglés”, un reservado con capacidad para 12 personas y “la bodega” donde podrán encontrar una extensísima carta de vinos con referencias españolas y extranjeras realmente sugerentes.

En cuanto a la comida, exquisita viera sobre una cama de cebolla ahumada con caviar de chipirón, rey de Armintza con un toque de carabinero y un rodaballo al horno al pil pil con un toque de mostaza. El chef se llama Daniel García y su gran secreto es el respeto por la materia prima tan denostado en muchos restaurantes. La cocción del pescado es sublime y el enplatado minimalista y sencillo porque, cuando la materia prima es de primera ¿para qué enmascarar su sabor?. Para finalizar un surtido de quesos de varias zonas españolas y francesas, una delicia.

Y para regar estos manjares me recomiendan el maravilloso RUBAIYAT, de la Bodega Barranco Oscuro ubicada en las Alpujarras de Granada!!!!. Gran aficionado a la syrah, éste es un vino sin complejos, lleno de matices, untuoso, potente y sin embargo ensamblado como ninguno. En nariz, toques lácticos y minerales que una vez abierto afloran la fruta negra con toques de torrefactos. Es un vino de unos 20 euros en bodega, pero merece la pena, sin duda.

Ante la maravillosa experiencia me deslizo al VIEJO ZORTZI http://viejozortzi.es/, del grupo del mismo nombre y me dispongo a deleitarme con una carta de vinos por copas extensa y cuidadísima y si no al tanto. En primer lugar viajo por el MONTSANT para descubrir BLAU 2009, vino potentísimo en nariz, abrumador incluso, para luego deslizarse por la boca como la seda, fino y elegante pero persistente y por tan solo 9 euros!!!!.

Sigo con el sorprendente EQUUS 2007 de Viña Santa María, bodega situada en Extremadura donde descubrimos un vino con nueve meses en barrica, elegante, sedoso y con buena estructura por tan sólo 5,40 euros la botella en bodega!!!!! –quién dijo que no se podían servir vinos de calidad por copas que no fueran Riojas sin sentido ó Riberas sin identidad?-.

Y finalizo con TERRA REMOTA 2008, DO EMPORDÁ. Coupage de garnacha, syrah, cabernet sauvignon y tempranillo. Elegante, hierbas aromáticas y sin aristas por 14 euros.

Se me olvidaba decir que sus tapas están a la altura de sus vinos y que disfrutarán, por ejemplo, de un rabo de buey estofado con puré de patata ó de una sabrosa carrillera de ternera.

Les dejo con George Michael y su FREEDOM porque “sometimes the clothes do not make the man”, por qué no la cantaste George?, por qué?

http://www.youtube.com/watch?v=diYAc7gB-0A

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

NUEVA YORK NUEVA YORK

NUEVA YORK NUEVA YORK

Qué título tan poco sugerente, verdad? pero para ser honesto no tengo capacidad de síntesis para describir en pocas palabras lo que es Nueva York. Mi primera vez me acompañó el sol, el buen tiempo y las ganas, sobre todo las ganas de averiguar por qué Nueva York es Nueva York y les puedo asegurar que lo descubrí.

Pero aquí nos traen otras cosas, lo sabores de esta ciudad en forma de restaurantes cools, diners y puestos ambulantes -estos últimos los obvié porque yo lo valgo-.

Comenzamos con MATSURI http://www.matsurinyc.com/. Es un restaurante japonés que no tiene ninguna cualidad especial pero al que le guardo cariño por ser el primer restaurante neoyorkino al que acudí. Aún así pueden existir razones por las que ir. En primer lugar su comida es buena y no desentona donde destaca el yellowtail que no debe confundirse con el atún yellowfin. En segundo lugar porque se encuentra en el barrio de Chelsea cerca del Meatpacking district que se ha convertido en el barrio chic de la ciudad y donde podrá tomarse una copa y por úlitmo porque puede disfrutar de un vino español!!!! como es el JUAN GIL 2008 DO JUMILLA y 100% monastrell. Esta joya no debería compartirla porque no encontrarán por 10 euros un vino tan sedoso, tan amplio en boca y con un recuerdo tan persistente como éste y el que avisa no es traidor.

Seguimos nuestro periplo callejero por BALTHAZAR. http://www.balthazarny.com/. Bistró francés situado en pleno SOHO para ver y ser visto. En realidad estos yanquis con eso de que es francés piensan que es cool comer todos juntitos de la mano como si fuera una boda griega -siempre reivindico intimidad pero el business es el business-. Es ruidoso y un poco incómodo, pero para aquellos/as que pretendan pasar una velada con su pareja ó para "tantear" es el sitio perfecto -sobre todo si el otro/a es americano-. La materia prima es buena y su balthazar bar steak merece la pena ser degustada, eso sí, insistan hasta la saciedad en que la carne esté "raw" porque de otro modo se la traerán achicharrada. La carta de vinos es escasa pero recoge las mejores DO de Francia. Si no conocen los vinos franceses no olviden nunca los de la zona Saint Emilion porque rara vez se equivocarán. Degusté un chateau franc lartigue correcto sin mayores pretensiones.

Me insisten en que visite el restaurante TAO. http://www.taorestaurant.com/  que se ha convertido en el asiático trendy de Nueva York. Pues, qué quieren que les diga?, la comida exquisita pero escasa donde destacaron los dumplings de verduras, un trío de sashimi espectacular y una berenjena al horno picante deliciosa. Pero prepárense, parece una discoteca con gente variopinta y guapa que pululan por la sala pero si superan los decibelios es un buen sitio para disfrutar.

Sé que se trata de un post largo -es petición popular no se crean- pero no desesperen porque ahora viene lo mejor y seguimos con ASIA DE CUBA. http://www.opentable.com/asia-de-cuba-new-york. Un buen amigo mío me enseñó este restaurante y me encantó por varios motivos. Es un restaurante de diseño pero no excesivamente minimalista o intimidatorio, se respira un buen ambiente, la música es alta pero viniendo del anterior restaurante resulta ser un downtempo que relaja. En temas culinarios, puedo asegurarles que sus raciones son mediterráneas es decir, abundantes y evocadoras. Vieras frescas y sápidas, los llamados noodles box correctos y la ensalada calamari -término acuñado de carácter universal- generosa aunque un tanto especiada. Lo más decepcionante es la “palometa” de sashimi de atún. Para amenizar la coquinaria descubrí un vino australiano de la variedad ZINFANDEL llamado KLINKER BRICK, lleno de matices, robusto y muy aromático.

Volvemos al corazón del Meatpacking district con SPICE MARKET http://www.spicemarketnewyork.com/ Situado al lado del famosos PASTIS –Sexo en Nueva York, cuánto daño ha hecho Carri Bradshaw!!!!- del que salí horrorizado por su "negligente" margarita, Spice Market merece la pena. Un vino australiano TORBRECK 2009, con tapón de rosca no defraudó a nadie porque, aún careciendo de alma, era un vino correcto, suave y dulzón. Los australianos saben cómo hacer este tipo de vino y en lugares como estos es siempre una buena salida por su relación calidad/precio. En cuanto a la comida, los mejillones al vapor, los dumplings y el tartar de salmón se encontraban dentro de lo recomendable pero su langosta decepcionó. Debo reconocer -para que vean mi humildad- me equivoqué al pedir, porque entre los encuestados ha sido uno de los mejores restaurantes por la calidad, el servicio, la ubicación y su decoración, no se lo pierdan. 

Y para finalizar no podían faltar las hamburguesas. P.J. CLARKE´S 1884  http://pjclarkes.com/pjclarkes/ . Por favor, entren en el establecimiento, vaya al cuarto de baño y evoquen de su memoria a Los intocables de Elliot Ness. Después pidan su hamburguesa cadillac con su smothered onions –la cebolla caramelizada es un must para acompañarla- y acompáñenla con la cerveza de Nueva York, una BROOKLYN LAGER que no es ni rubia ni tostada sino todo lo contrario que no sé si será por el ambiente, por el lugar ó por la emoción de estar en Nueva York pero su sabor es espectacular.

Como curiosidad, descubrí una una hamburguesería “clandestina” en el Hotel LE PARKE MERIDIEN http://www.parkermeridien.com/index1.php . Está detrás de unas cortinas rojas pero encontrarán problemas para sentarse porque es diminuta. Tampoco disfruté de sus hamburguesas pero si pasan por ahí curioseen y ya me cuentan.

That´s all folks!

BUDAPEST Ó EL INFIERNO EN LA TIERRA

BUDAPEST Ó EL INFIERNO EN LA TIERRA

Ágil, raudo y veloz me dispongo a emprender un nuevo viaje para conocer la riqueza de la singular ciudad de Budapest cuando a mi llegada descubro que la temperatura ambiente sobrepasa toda lógica humana. Cielo azul raso, aceras derretidas, andares cansinos y ciudad fantasma a las 3 de la tarde. Además, no tenía ninguna gracias que no hubiera una FRANZISKANER en cualquier bar de la ciudad, asi que mi humor iba pareciéndose cada vez al de Marianico el corto.

Pero, impávido al desaliento me descubren un maravilloso lugar para cenar y después de una merecida ducha reparadora pongo camino del restaurante a través de la sobrevalorada VÁCI UTCA. Les recomiendo un paseo por la inolvidable ANDRASSY UTCA, donde los más frívolos podrán disfrutar de tiendas lujosas y los más introspectivos, profundos y pseudopintelectuales de la magnífica arquitectura civil que te recuerda a una vía parisina.

El resturante se llama ONYX -me ahorro ponerles la dirección por razones obvias- http://www.onyxrestaurant.hu/ y disfruté como hacía mucho tiempo que no lo hacía. Su servicio, impecable, la decoración moderna y ecléctica -como todo Budapest- y la mesa perfecta. Siempre he defendido la intimidad de las mesas y la correcta iluminación y este restaurante cumple con creces las expectativas, pero el banquete estaba en la mesa.

Comenzamos con un maravilloso carro de panes, donde pude deleitarme con pequeños placeres como el pan de paprika, de queso cheddar, parmesano, negro con sésamo, así hasta 15 variedades que sorprendió tanto como un paté de cerdo húngaro -el sabor era muy parecido a la butifarra catalana-.

Como entrantes, atún rojo en tres texturas -roasted, marinated and tartar- acompañado con una gelatina de lima y piña, sencillamente sublime y una viera marinada de St. Jacques con gazpacho. Las raciones eran justas para una cena y la presentación espectacular.

Y como paltos principales, dos auténticos manjares. Por un lado, un risotto de espinacas con cigalas y por otro, un solomillo de ternera junto a confit de ternera con foie y puré de apio. El risotto en su punto y las cigalas frescas, ¿se puede pedir algo más?. El solomillo poco hecho con demasida pimienta -pero esto es simplemente subjetivo- y el confit cremoso, suave que combinaba a la perfección con el foie de oca.

Para regar estas viandas nada mejor que un vino de la tierra. En este viaje ha sido todo un descubrimiento los vinos húngaros. Cieto es que hay tradición pero debido a la congestión de vinos procedentes de Australia, Chile, Estados Unidos, Italia, Francia y España es muy dificil ser conocidos. He catado de varias regiones y sin embargo no dudo con dos de ella, VILLANY -al sur de Hungría con veranos cálidos e inviernos suaves- y EGER -zona más sombría y fría-. Recomiendo de la zona de EGER el EGRI PINOT NOIR de las bodegas Kovács Nimrod, elegante e intenso, con aromas a pimienta, ciruela y algo de coco y de la zona de VILLANY, de las bodegas GERE, su CABERNET SAUVIGNON de 2007, rojo intenso, buena lágrima y alcohólico que pasa a transformarse en un vino sedoso, "full bodied" y complejo.

Si deciden darse un homenaje y pueden escaparse del infernal peregrinaje PRAGA-DUPAEST-VIENA, hagan una parada en este maravilloso restaurante porque merece la pena volver a la ciudad sólo por repetir en este recién estrenado estrella michelín, ¿cómo no?.

Y les dejo con http://blogs.revistagq.com/milmaneras/ donde encontrarán buena música. No obstante, les dejo con Joaquín Sabina que en su último concierto en Gredos demostró que sigue en plena forma -dentro de un orden- y cuya organización a cargo de mi amigo Javier Valenzuela estuvo a la altura del cantante y de los maravillosos montes glaciares de Gredos. Gracias mon ami.

http://www.youtube.com/watch?v=odXqBrb6ctI

VINO, MÚSICA Y ¿JURAMENTOS EFÍMEROS?

VINO, MÚSICA Y ¿JURAMENTOS EFÍMEROS?

Fermín Zabalegui, gran gurú musical puso su imaginación en funcionamiento para crear una noche mágica gracias a la música e intentar lograr un objetivo que no es otro que el del amor eterno. Aquí pueden leer este magnífico artículo de opinión http://www.revistagq.com/articulos/musica-para-una-cena-romantica/13450. Pues bien, mis meninges se ponen manos a la obra y entienden que a la cena perfecta descrita por mi buen amigo le falta un ingrediente fundamental, el vino.

Pero haré el más difícil todavía y me pondré en los dos bandos, asunto este en absoluto baladí porque mis más fieles lectoras podrán llevarse una gran decepción -como suele ocurrir, por otra parte-. Comencemos por lo más complicado, ¿qué vinos podrían "desarmar" a nuestra gentil damisela?. Mientras esconde la ropa sucia, airea el cuarto de baño e intenta "desordenar" el despacho dejando sutilmente algunos libros a la vista que jamás leerá, sírvale una copa de MARTINI ROSSO en vaso ancho con mucho hielo y naranja exprimida mientras suena en la cadena musical que le regalaron sus padres por su primera comunión Saint Etienne.

Una vez terminada la copa de bienvenida y después de una charla mas bien intrascendente, tendrá dos alternativas para el primer plato. Si el vaso de Martini ha quedado medio lleno me decantaría por un vino blanco QUINTA APOLONIA 2009, 100% verdejo, fresco, seco y delicado que hará las delicias de nuestra anfitriona, muy frutal y equilibrado en boca. Si no encuentra ni el hielo del Martini optaría por un VIÑAS DEL VERO CHARDONNAY 2009, DO Somontano. Es un vino más complejo, más dulce y estructurado. Es un vino un poco más empalagoso con el que medir mejor el "timing" de la cena. Bien, parece que Mayer Hawthorne, el foie de oca y el vino están relajando el ambiente.

Para el segundo plato que su madre ha preparado con esmero -no vengamos ahora diciendo que es usted Ferrán Adriá porque nos conocemos-, entiendo que un vino tinto fresco y ligero podrá funcionar. Desde mi punto de vista prefiero vinos más carnosos, profundos y complejos pero amigo, esta noche se trata de conseguir el amor eterno, así que "decántense" por un PAGO DEL VICARIO PENTA 2006, vino de Tierra de Castilla con coupage de distintas uvas y cinco meses en barrica de roble francés. Es un vino sencillo pero expresivo, floral y con ciertos toques ahumados y tostados que ofrece la barrica francesa. Parece, además, que Chris Isaak y su magnífica conversación consigue animar a la anfitriona a degustar ese maravilloso postre –de chocolate, naturalmente- que tiene preparado, pero, ¿sería conveniente un vino para acompañarlo?. Honestamente no tengo la respuesta porque, a pesar de alguna combinación idónea, tanto alcohol podría ser un craso error, aunque con Nathaniel Merriweather y un buen combinado...

Pero y ¿nosotros?, si en el caso más remoto si alguna mujer nos invitara a cenar en su maravilloso loft decorado por Ignacio García de la Vinuesa, ¿cuáles serían los vinos adecuados?. Partamos de un hecho cierto, nosotros somos difíciles de conquistar, somos calculadores, fríos y desconfiados, pero inténtenlo.

Para comenzar, que a uno le ofrezcan una cerveza FRANZISKANER, LEFFE BRUIN u ORVAL es muy importante, con ese gesto tan sencillo comenzaremos a estar más tranquilos pero sin bajar la guardia porque podemos llegar a pensar de que se trata de una estrategia para seducirnos. Que dicha cerveza estuviera acompañada de LAYS GOURMET FINÍSSIMAS ayudaría también, porque no nos engañemos, parece un preludio de una gran noche de “Juego de Tronos” y estar respaldado por Lord Starks y el Mar Angosto es realmente confortable. Llegados a la mesa, hay una premisa fundamental, NO AL VINO BLANCO, sé que con este tiempo veraniego es tentador pero nosotros somos muy de TINTOS a no ser que algún metrosexual ó übersexual esté en tratamiento de blanqueamiento dental. Si así fuera y no le importa, ofrézcale un ENATE GEWÜRZTRAMINER 2009, blanco, color pajizo, complejo, aromático y muy “masculino” (las etiquetas no son bienvenidas, pero hagamos una excepción en este post).

Durante la cena, nosotros nos sentiríamos muy cómodos con un maravilloso ALTOS DE LOSADA 2007, DO Bierzo, 100% mencía y 12 meses en barrica de roble francés (obviemos al metrosexual que seguiría con el blanco). Complejo, graso en boca y suntuoso, una delicia para los sentidos. Aquí y disfrutando de la última copa de la botella comenzamos a pensar que queremos ser vuestro amigo.

Para el postre, no nos resistimos a un PX ALVEAR, modesto vino dulce de la uva Pedro Ximenez que disfrutaremos con una pequeña onza de chocolate negro NEUHAUS y aquí sí, aquí sí que empezamos a sospechar que ustedes no quieren ser amigas nuestras.

Si todavía nuestra incontinencia verbal, nuestros proyectos irreales y nuestra impostura no les incomoda, ofrézcanos un GIN TONIC de G-VIN FLORATION para los más modositos ó un MARTIN MILLER para los más osados, pero les advierto que se arriesgan a que acabemos pensando en lo arpías que son, porque terminarán seduciéndonos...y nosotros qué pensábamos ser sólo sus amigos!!!!.

NI SÍ NI NO, SINO TODO LO CONTRARIO

NI SÍ NI NO, SINO TODO LO CONTRARIO

Estamos ante un restaurante llamado BROOKEI, C/Espronceda 34, Madrid, 28003, tlf. 91 441 05 01 que me deja sin palabras, pero ni para bien ni para mal, no sé si repetiría o no, no sé si me convertiría en un fan alocado del local como un treintañero sin cabeza ó lo quemaría al son de la mítica canción de David Bowie cat people (putting out the fire) http://www.youtube.com/watch?v=YWX_MFNOL_Y pero llamó mi atención.

Dos plantas diseñadas por Ignacio García de Vinuesa -Dios, este hombre es infatigable- moderno, con aire de bistró -poca separación entre mesas-, muy iluminado como El Corte Inglés y una música bastante desagradable, pero voy con humor y con ganas de agradar.

Comenzamos con un risotto de shiitake y espárragos verdes que, sorprendentemente es ligero, cremoso y muy sápido como el original foie en milhojas -aunque algo duro-. Empiezo a comprobar que la heterogeneidad de los allí presentes -abuelos, padres, amantes, novios con ganas, casados aburridos y otros- no me parecen mala mezcla y la música empieza a afinar, aunque sigo con ceguera parcial por la luz estridente.

Como segundo plato me esperaba un steak tartar con huevo de trufa. Soy bastante masoquista porque sólo lo pedí para despellejar su preparación ya que el que realiza el maravilloso ALDABA, C/Alberto Alcocer 5, 28036, Madrid es el mejor de Madrid. Pero mi sorpresa llega cuando me ofrecen probarlo antes de servirlo para comprobar el punto del aliño y ahí, ahí es donde me ganan porque es algo que nadie hace. La carne es sabrosa y bien cortada -aunque puede hacerse mejor- siendo la ración suficiente.

Para regar estos pequeños manjares observo la carta de vinos -moderna, arriesgada y ajustada de precio- y descorcho un SALIA 2008, D.O. MANCHUELA -12 euros en tienda-. Esta denominación se encuentra enmarcada entre los valles de los ríos Júcar y Cabriel -vamos, en Fuentealbilla-. Es un vino realizado con las uvas syrah y garnacha envejecido en barricas de roble francés, especiado, con toques tostados, ahumado y con un paso en boca equilibrado, sedoso y muy goloso. No quedarán nada mal si necesitan sorprender ó simplemente si no les suenan otros vinos de la carta.

En definitiva, local moderno con ganas de agradar y de ajustarse a los bolsillos maltrechos donde por 30 euros por persona pasarán una agradable velada siempre y cuando carezcan de fotofobia y tienen la suerte de que el DJ no haya sufrido ningún desengaño amoroso.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

UNLUGAR...A NINGUNA PARTE

UNLUGAR...A NINGUNA PARTE

Hoy es un nuevo comienzo para este blog. He estado meditando durante varios días las críticas recibidas -siempre destructivas, naturalmente- entre las que se encuentra la densidad de información. Hombre humilde y modesto, como saben, he decidido probar con un post sintético y rotundo para conocer las impresiones de mis mas feroces críticos.

Hoy devoro el restaurante UNLUGAR, c/Mauricio Legendre 33, bis, 28046, Madrid, www.unlugarmadrid.com. Sus propietarios parecen ser toda una Institución en Logroño -por tanto, todo parecía que iba a ir bien- pero resultó ser una broma. De primero, unos chipironcitos de anzuelo con habitas y guisantes "coasi" lágrimas salteados. Los chipironcitos en realidad eran sus ascendientes, las habitas eran sus abuelas y los guisantes "coasi" lágrimas un fraude en toda regla. Siento decirlo pero el pretendido uso de buena materia prima no exime de una presentación correcta y no, como así sucedió en este caso, que parecía un plató de menú poligonero -aunque la comparación no es muy acertada ya que nunca he estado en un polígono-. De segundo, mar y montaña. Unos carabineros a la plancha que muy a mi pesar eran entre marroquís y canadienses y un solomillo de buey que al menos consiguió subir algo la autoestima de la cocina.

Para beber un desconocido LAS MORADAS DE SAN MARTÍN 2005 de Madrid. 85% garnacha y 15€ syrah y cabernet sauvignon. Alcohólico y áspero no consiguió ganar ningún matiz a destacar a pesar de ser decantado. Servido a buena temperatura pero con la etiqueta desgastada y rota, intolerable. La carta de vinos, por el contrario, es medianamente amplia y arriesgada, con referencias particulares como éste ya mencionado. 

Por último decir que el sitio pretende ser "trendy" pero con su iluminación se convierte en la cafetería de El Corte Inglés y sus sillones de la zona "lounge" -irrisoria- parece más la sala de espera de una inmobiliaria venida a menos. El servicio es correcto aunque estresante sin cumplir con las expectativas de trato personal porque no vayan a pensar que es un sitio económico.

Y para finalizar, otra gran canción del mítico David Bowie, aunque reconozco que no soy gran seguidor quizá por mi falta de sensibilidad musical -no me perdonan mis asistencias a los conciertos de Luis Miguel-.

http://www.youtube.com/watch?v=X7D3eMgOkbY&feature=fvst

VIRÚ Y EL LINZE

VIRÚ Y EL LINZE

De nuevo estoy aquí para recrearme con un nuevo espacio gastronómico de la capital y para distraerles en este maravilloso día en el que nos amenaza la primavera erguida y poderosa.

La verdad es que mi espíritu crítico me hace ser un "esaborío", un hombre con la sonrisa al revés porque no hay manera de que algún restaurante o manjar te sorprenda, aunque no estoy del todo seguro.

Hoy dedico mi incertidumbre al VIRÚ, C/Claudio Coello 116, 28006, Madrid, tlf; 91 561 77 71,  http://www.restauranteviru.com/. Se autoproclaman como "alta cocina peruana" y después de conocer el local personalmente lo deben decir por el Altiplano peruano, pero no obstante, veamos si durante este viaje podemos sacar alguna conclusión positiva.

El local se ubica en el corazón del Barrio de Salamanca, asunto que no es baladí puesto que después de degustar una velada agradable tienes numerosos bares de copas -algunos incluso de los más actuales- para seguir arreglando el mundo. Está conformado por dos plantas, con cristaleras en las que te sientes como un maniquí de Zara. Desde mi punto de vista, es preferible acudir al comedor de la planta baja donde habrá una mayor intimidad y donde existe un reservado en caso de ir en grupo. La decoración es minimalista -que se agradece- pero no hay restos de cultura peruana. El espacio entre mesas es más que correcto y la mantelería, cubertería y vajilla son aceptables. El servicio es lento, no cumplen con el "timing" de la cena pero son encantadores -el buenismo está haciendo estragos-.

En cuanto a las viandas, encontramos unos tiraditos Asia-Perú, de atún en costra de pimienta negra con leche de tigre de guanábana- jengibre y crujiente de batata naranja y Mar Laqueado, carabinero y pulpo sobre emulsión de coco-erizo. He de reconocer que los entrantes estaban muy, pero que muy buenos -mejor el tiradito- pero el problema son las cantidades que calificaría de ridículas y creo que se debe advertir de esta "peculiaridad" para no sentirte engañado. Entiendo que ubicarse en una de las zonas más exclusivas de Madrid es muy exigente pero no a costa de sus clientes.

En cuanto a los segundos, se debe destacar el lomo alto de buey acompañado con trigo meloso con espárragos y shitake confitado. Es una delicatessen, muy bien hecha -es decir, muy poco hecha- con un color increible. El acompañamiento podría ser discutido pero no empaña el principal. El ají de gallina muy lejos de ser alta cocina peruana y el bonito a la parrilla estaba correcto, buena materia prima pero sin más. También me gustaría destacar un pescado impropio de nuestros lares y que conocemos a través de la cultura japonesa y no es otro que el pez mantequilla. Denostado por Occidente y albado en Oriente es un plato que sorprenderá por la textura de su carne y la suavidad. En crudo está exquisito pero en costra como lo preparan en VIRÚ es una experiencia muy aconsejable.

En cuanto a los caldos, decir que la carta de vinos no es extensa pero sí atrevida. Tienen bastantes referencias fuera del "mainstream" vinícola y es de agradecer. En esta ocasión me decanté por un LA MIRANDA DE SECASTILLA (DO SOMONTANO). Hermano pequeño del mítico SECASTILLA y elaborado a partir de uvas garnacha (y otras). Sorprende inicialmente por su intensidad en nariz. Es muy potente apareciendo los tonos florales y afrutados sin presencia de madera. En boca es lustroso, elegante con un toque de acidez muy agradable y paso muy fácil. Es un vino que, desgraciadamente, pierde intensidad con el paso del tiempo aunque, es cierto, no pretende mas que ser un vino jovial y fresco y sin lugar a dudas no defraudará. Su precio, entre 9 y 10 euros en tienda.

No quisiera finalizar sin hacer referencia a otro vino que, gracias a una lectora fiel, pude conocer. Se trata de EL LINZE, vino de la Tierra de Castilla y me encantó por su originalidad -es un vino elaborado con uvas syrah y tinto velasco de cepas de 116 años!!!!-. Es un vino donde la nariz es la gran protagonista y donde puedes disfrutar de olores tan caracterísiticos como la compota de frutas, licor de guindas y mis maravillosos caramelos de violeta -los expertos lo llaman lila-. Es complejo, sin lugar a dudas y en boca es aterciopelado y suave pero con gran personalidad. Tiene algunos detractores por su heterodoxia pero no lo duden si quieren probar algo distinto. Su precio es de unos 15 euros.

Y para finalizar les dejo con este "temazo" discotequero y bailable que nos prepara para un fin de semana repleto de sorpresas.

http://www.youtube.com/watch?v=6xtsqd82fEc

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

NIKKEI 225 AL ALZA

NIKKEI 225 AL ALZA

Pues sí señores, he decidido que voy a invertir en bolsa, voy a seguir las cotizaciones por el IPAD, voy a llevar pinganillo mientras voy en un taxi dirección váya usted a saber porque como sea tan divertido como comer en este restaurante me haré millonario al instante.

Este nuevo templo culinario -al que todavía le falta un poco de rodaje- es uno de los nuevos restaurantes fusión japo-peruana de los que hablé en el anterior post. Este, sin embargo, se encuentra a años luz de muchos de ellos, pero veamos por qué.

El restaurante se encuentra ubicado en el Paseo de la Castellana nº 15, -aunque la entrada se encuentra en la Calle Fernando El Santo 29), 28046 tlf; 913190390. Es curioso la manera de elegir la dirección del local, tomémosla como una frivolidad sin mayor trascendencia.

Está dividido en dos estancias, una más informal en tonos blancos pensado en comidas frugales donde se disfruta de una barra de sushi y al fondo, un comedor más elegante, minimalista y no muy iluminado que reconforta y alimenta el espíritu. Es cieto, no obstante, que dependiendo de la mesa podrás obtener una mayor intimidad y eso es algo imperdonable en un restaurante que busca la exclusividad y la discreción. 

Comenzamos el festín con un sashimi de carabinero. A mí, particularmente la presentación del crustáceo decápodo me pareció excelente. Color rojo exhuberante que le daba la réplica a las pequeñas guarniciones coloridas que aumentaban el escaso sabor del marisco. Era fresco, sin duda, pero quizás el cuerpo no estuvo nunca a la altura de su sápida cabeza.

Continuamos con un maravilloso, irrepetible e indescriptible sashimi de erizos con lima y cilantro. Sólo puedo decir que aquello era MAR, MAR, MAR, una delicia para todos los sentidos. Seguimos con un increible sashimi de viera sobre una base de tiras de nabo que hizo las delicias de todos los comensales. Para no desentonar, un elegante sushi de pez mantequilla, suave y tierno sobre una base de arroz impecable, el grano junto pero nunca apelmazado. La decepción vino con el sushi de tartar de toro ya que el problema radicaba en las proporciones, demasiado arroz para tan poco tartar que enmascaraba su sabor, lástima pero se acercaban los nubarrones debido a un maki de cangrejo real que si bien es cierto que estaba extraordinario de sabor peruano, deshonraba la calidad de este habitante de aguas profundas. Ya me lo dijo mi padre, "nunca le eches limón a la paella" y yo añado, tampoco pimiento rojo, arriba la materia prima y los sabores primarios (homenaje aquí a Santi Santamaría y que ya no podré disfrutar de su coquinaria)

Para finalizar, un maravilloso bacalao con crema de berberechos y un toque de sashimi de erizo. El punto del bacalao era perfecto y su frescura al separar las lascas, evidente. La crema de berberechos era apoteósica y los mismos bivaldos eran exquisitos. 

Para regar esta "repas" engañamos a nuestros sentidos con un vino increible de Madrid, NAVAHERREROS 2007, de bodegas Bernabeleva. Y digo engañamos porque parece más bien un Pinot Noir, muy francés, con toque de aguja y mineralidad que le hacen muy fresco, afrutado y sin otra pretensión que la de no ocultar los sabores de la comida. Es un vino de elaboración con uva Garnacha y les digo que está sublime, además, su precio vuelve a ser increible -12 euros en tienda-.

Pero una vez superado los primeros compases, el público quería más potencia, más fuerza y no hubo más remedio que dirigir mi vista a la DO TORO con un vino ESPECTACULAR, SAN ROMÁN 2006. ¿Qué podíamos esperar del creador de Bodegas Mauro? un vino con personalidad, de un tono intenso y opaco donde en nariz se presenta complejo, toques lácticos, tostados, torrefactos y futa negra siendo en boca un vino graso, con cuerpo, tanicidad perfecta y un final aterciopelado y sedoso que hace las delicias de los más exigentes. Su precio -25 euros en tienda- lo hace más prohibitivo pero si les gusta el vino permítanse una alegría, les compesará.

Los postres, dos maravillas. Polvo de chocolate negro con helado de wasabi y un postre elaborado a partir de granos de la fruta tropical TONKA con recuerdos a vainilla y coco que le alegrarán la vida.

Para finalizar, dos detalles que "hunden" el servicio del restaurante. El primero, las ganas de echarte porque no habíamos terminado la copa del maravilloso ron dominicano PLANTATION edición especial cuando apareció como por arte de magia la cuenta y el segundo, los abrigos aparecieron fuera del ropero encima de un sillón...nadie es perfecto o sí?

Y siguiendo los designios del cada vez más comprometido bloguero musical, les adjunto el link de su blog donde hace un repaso de las canciones de desamor más transgresoras. Sé que es la semana del amor, pero qué quieren que les diga, cuando me traen la cuenta sin pedirla me ofusco y yo también me ca..o en el amor.

http://blogs.revistagq.com/milmaneras/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres