Blogia
pequeños placeres

MI VIDA SIN NORTE(II)...Y J18

Hoy estoy especialmente feliz. Tengo un amigo que, aunque no lo sepa, es un crítico feroz de todo aquello que le rodea, imagino que se trata de un insatisfecho, de un inquieto en busca de la excelencia. Pues bien, mis queridos lectores, el miércoles por la noche me confesó que le encantó un restaurante-bar de tapas en el que compartimos risas, vinos y felicidad...pero hoy no toca...les hablaré de esta pequeña joya otro día.

Hoy siendo viernes toca San Sebastián -qué tiene que ver?, ni idea, pero parece un buen arranque-. No les voy a descubrir nada nuevo, bueno sí, les voy a descubrir que yo no conocía Donosti y a mi edad es mucho más emocionante, todo es maravilloso. Yo soy peor que mi madre, que le da igual los núcleos de habitantes que conozca por primera vez, ya sea un pueblo de la España profunda o el maravilloso París, que ella se quedaría a vivir en ambos dos, así sin más.

Pero y si les digo, sin embargo, que no comí bien -hablo de pinchos- en San Sebastián?, no me digan que el post no se pone interesante. Y se pone interesante porque ustedes tendrán la tentación de lincharme, de pensar que soy un panoli o de algo peor, pero lo tenía que decir. No obstante, les voy a hablar de tres sitios que me han parecido míticos, allá vamos:

1.- ALOÑA BERRI http://www.alonaberri.com/ -barrio de Gros- Todavía no me he recuperado de su cocina en miniatura. Nada mas entrar te recibe Joserra, personaje increible. 1,85 de estatura, bigote blanco "daliniano" pero en vasco y un trato exquisito. Pedimos un "chipirón en equlibrio de mar" , ya con el nombre se merece un post aparte pero es que además está para chuparse literalmente los dedos, continuamos con un milhojas de foie y patata tan logrado como para brindar por la vida y por último una anchora marinada que era para saltar la barra, secuestrar a Joserra y encerrarlo en tu cocina.

2.- NESTOR, Calle Pescadería 11 -Parte vieja-. Entras y te encuentras con una tasca llena de fotos y camisetas de fútbol, es discutible si te gusta o no pero lo importante viene luego. Me pongo a curiosear y encuentro una fotografía en blanco y negro de una trainera surcando el Cantábrico, todo un símbolo de la lucha del hombre contra la naturaleza, una obra de arte. Ante tal espectáculo me animo y tomo una ensalada de tomate tomate, sencillamente espectacular y para concluir -veníamos de recorrer toda la Calle 31 de Agosto- una ración de queso del País Vasco que es para sacar a hombros a su creador. Pregunté y me dieron una tarjeta del maestro y yo como soy un blando lo comparto con ustedes este pequeño placer. Se llama Aitor Lasa y está especializado también en setas silvestre, alubias de Tolosa, embutido etc, Calle Aldemar 12, tlf: 943 43 03 54.

3.- KAIA-KAIPE, http://www.kaia-kaipe.com/ -Guetaria-. Cabizbajo y meditabundo por la decepción de los pinchos, me exilio por los alrededores para alimentar mi alma y visitar el museo Chillida Leku, http://www.museochillidaleku.com/ -un verdadero remanso de paz-, Zarautz, Hondarribia -antigua Fuenterrabía-, San Juan de Luz y Biarritz -estos dos últimos para conocer mis progresos en el francés, que por cierto, me di cuenta que no son muy alentadores-. Me detengo en Guetaria para comer y descubrir Kaia-Kaipe. Me ubicaron en la terraza con vistas al puerto -que las disfrutó mi acompañante, aunque creo que yo fuí quien tuvo más suerte de los dos porque las mías eran más sugerentes...Espero que lea estas líneas porque gano puntos seguro-. Disfrutamos de un besugo sápido de los que hacen afición regado con un Mauro -tempranillo, syrah y garnacha-, maravilloso vino de mesa de la zona de Castilla-León y propiedad de Mariano García -antiguo responsable técnico de Vega Sicilia, casi nada-. Como anécdota, contarles que, al recibir la cuenta, observo que el besugo pesa exactamente un kilo, ¡¡¡qué maravilla estos besugos cantábricos, saben hasta cuando morder el anzuelo!!!.

Me gustaría hacer una crítica a la forma de tratar los vinos en los bares de pinchos. Como denominador común, son caros. En algunos sitios ponen copas apropiadas y los vinos a la temperatura correcta pero, en este caso, el problema es que no te dan opciones a elegir, o tomas Ribera crianza o Rioja crianza, además rápidito que no tiene todo el día. En otros sitios, las copas se convierten en chatos que ya es el colmo.

Por último, como gran aficionado a la moda masculina -pero sólo para mirar-, hay tiendas multimarca sencillamente espectaculares, pero por encima de todas destacaría J18 http://www.j-dieciocho.com/ por dos motivos. El primero por el dueño que se llama Josu y es de lo más peculiar, amable, educado y amante de su tierra. Apasionado por el buen vestir y el buen comer -fue él quien me recomendó el Nestor y Kaia-Kaipe-, estuvo  durante más de una hora!!!! hablando sin parar y segundo por la decoración de la tienda, alucinante!!!!!.

Hasta aquí, mi aventura donostiarra, la semana que viene volveré con La Manga -para los incrédulos, debo decirles que hay algunos sitios memorables-, Málaga y alguna que otra sorpresa.

PD: ¿Quién dice que en San Sebastián llueve?, son ganas de fastidiar...

PD2: He escuchado el nuevo single de Robbie Williams "bodies" y me han entrado unas ganas terribles de salir a la pista y marcarme unos dancings, pero para buena música, las recomendaciones de mi gran amigo y compañero "masteriano" Fermín en su blog "MIL MANERAS DE MATAR AL DJ"  http://blogs.menstyle.es/milmaneras/

LMR

1 comentario

Nathan Wind -

Devoto de San Sebastian, le paso dos contraceptivos para la decepción de los pinchos: setas y esparragos rebozados en el Ganbara y el de anchoas con salsas de centollo en el Txepetxe. Ánimo a descubrir otras ciudades de menor fama y grandes pinchos: Pamplona y el mejor sitio de pinchos de España, que está, dicho sea de paso, en Zaragoza: los Victorinos.
Te perdono lo de Robbie Williams, porque a mi también me pone de vez en cuando.

Mate usted al DJ con un pintxo el el txoko.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres