Blogia
pequeños placeres

MI VIDA SIN NORTE(I)...Y UN CASIO

Lo sé, lo he cogido con ganas. Los tres comentarios me han espoleado para seguir escribiendo sobre pequeños placeres.

Debe ser la edad, lo confieso, pero cada día me gusta mas el Norte de España. Pero no vayan a pensar que soy un especialista, qué va qué va qué va, lo acabo de descubrir. El año pasado hice un máster y me han abierto la mente (suena muy mal, sí) y ahora sé que hay algo más que la playa, 40ºC a la sombra, hielos resistentes durante más de diez minutos!!!!! y chiringuitos donde te dejan sordo como te descuides -ya hablaré de Málaga-.

Pero hoy toca descubrir GIJÓN y contarles algunas anécdotas bañadas en sidriñas y vinos. Tengo varias voces que siempre me insisten en que el trayecto hasta llegar al destino forma parte del viaje pero a mí no me convence. Parar en algunas estaciones de servicio luchando contra "la amabilidad" de algunos "gasolineros" no inyecta moral a mi siempre frágil mentalidad burguesa y no les quiero decir nada de los WC...qué vulgaridad!!!!!.

Superada la fase del trayecto y las trampas mortales del GPS, llego al hotel dispuesto a criticar porque yo lo valgo, pero me llevo mi primera decepción...El hotel es magnífico!!!!. Hotel Santa Rosa en la calle del mismo nombre. Céntrico, con pequeñas habitaciones minimalistas, limpias y acogedoras, en definitiva, trato amable con desayuno de mortadela pero absolutamente recomendable, siempre y cuando sólo utilices el hotel para un pequeño descanso

El motivo de mi viaje a Gijón era para cumplir una promesa, conocer la tienda de unos maravillosos personajes que conocí en la boda de unos grandes amigos. Se llaman Elena y Ángel y son dignos de ser conocidos. La tienda se llama La Lucha www.lalucha.es, Calle Cabrales 5 Tel 985345706 y es increible. La ropa -sólo ropa de mujer y algo para niños- es sofisticada y muy elegante, los vestidos son maravillosos y Elena es un encanto. No dejéis de visitarles. A mí me llevaron a cenar a La maleta del loco, http://www.lamaletadelloco.com/ y fue un escándalo!!!!. El sitio es acogedor, aunque las servilletas de buen papel me hicieron sentir escalofríos pero nada mas lejos de la realidad. He descubierto un vino realmente magnífico, el M2 de Matallana. Ribera del Duero crianza 2005, complejo, carnoso, graso y elegante, una delicia. Investigo y descubro que es una  apuesta de Telmo Rodriguez...no tengo mérito. Después nos sirvieron algunos monovarietales como la monastrell -a mí no me convence- y bobal, pero prefiero que se queden con el primero porque todavía me encontraba en plenas facultades mentales. La comida fue un espectáculo propio de aquellas tierras, queso fundido con costra de pistacho, hamburguesa de buey con rúcula y cachopo (para los no entendidos, que es mi caso, se trata de un san jacobo pero mucho más rico y más calórico), Me cuentan que los callos son de lo mejorcito que han probado algunos de los comensales, también pequeños vividores. Todo delicioso. Pero mención aparte merece el trato que hacen aquí de las copas y de los puros.

Es un error ser tan buenos en estas lides porque a uno no le sacan de allí ni con agua hirviendo. Tienen 40 variedades de ginebras!!!!! y las sirven en plan rollo Adriá...con nieve carbónica o nitrógeno -espero que alguno me ilumine- que hace que al contacto con la ginebra pase de estado sólido a gaseoso...imagínense doce almas desinhibidas por Baco...un espectáculo, pero y los puros????. Magníficos y muy bien conservados, destaco por encima de cualquier otro un CUABA que me fumé con un roncito preparado por las manos expertas de los camareros. El cuaba es un habano poco conocido ya que fue lanzado en el año 1996 -el nombre viene de un arbusto autóctono de Cuba- pero al que le gusten los puros y no los conozca, se los recomiendo sin dudarlo.

Voy a terminar, aunque me gustaría retomar a mi amigo Ángel. Nos invitarón él y su mujer al Real club astur de regatas http://www.rcar.es/ . Tiene unas vistas maravillosas y un gimnasio donde Clint Eastwood modeló sus fornidos músculos para protagonizar la saga de Harry el sucio, no tiene desperdicio. Nos invitaron a tomar el aperitivo -magnífico Martini Rosso on the rocks- y mi alma mater me regaló un Casio de 1985!!!!!, una maravilla que sin duda formará parte de mi exclusiva colección de relojes -la colección se la debo a mi hermano, que tendrá un hueco en este blog, seguro-.

LMR

 

3 comentarios

Alberto -

Genial tu blog!! No esperaba menos .... estoy esperando tu post de Málaga ... no seas muy malo con los chiringuitos cutres y chillones, que tienen su encanto y cumplen una función social muy digna.

Angel Maldonado -

Apreciado Nacho, cuánto hemos disfrutado.

Leerte es estupendo y divertido. Hemos disfrutado con vuestra compañía.

Nos esperan nuevas conquistas y mientras tanto, no dejes de escribir y no dejaremos de leerte.

;)

Pepe -

¿Y al final fuiste a Casa Gerardo? ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres